Ven a mi

Posted in Uncategorized on octubre 30, 2009 by pintu1303

Ven, follame, ven a mi, soy la duermevela. Ven al jardín donde el alma sueña

NACHO VEGAS

Ven a mi, ven aquí, hay un hueco en mi cama que tiene tu nombre, ven a dejarte la vida en mi garganta. No te escondas, no tengas miedo, no te hagas el duro, hay un rincón en mi corazón que quiere sobrevivir.

El pasado es preso de la nostalgia, y los besos del ayer ya no tienen sabor. Los animales heridos aprenden a volver a andar. Soy libre de guerras pasadas, de añoranzas púrpuras y mi lecho dibuja tu silueta como si solo importará hoy y no hubiera mañana. Moriremos solos, como nacimos solos. ¿que importa el final si lo que nos espera es la tierra y nuestro cuerpo descompuesto? ¿qué importan las heridas que nos hagamos en el cámino, si por cada lágrima de sangre, existe un bálsamo que todo lo cura?

Ven aqui, a mi esquina oscura, al paisaje infinito de mis ojos, al amor eterno que dura dos lunas. Quitate la ropa, el miedo y ven, carne y sexo, pasión y libertad, ven a inventar una nueva forma de amar. Ven aqui, hoy de nuevo cerraremos los ojos deseando con devoción una nueva noche ártica, donde congelemos el frio. Abrázame, cierra los ojos y entre sabanas firmemos, de nuevo, el pacto eterno de nacer y morir.

Lie to me

Posted in Uncategorized on septiembre 29, 2009 by pintu1303

Resulta que el otro día me dio por abrir un documento word e ir escribiendo los nombres de las series que más o menos quiero seguir. Me salieron 38, ni más ni menos asi que cada vez estoy más cerca de renunciar a mi vida social, que tampoco es que sea la monda, y pasar el resto de mi vida entre unsubs, osos polares en islas tropicales y psicopatas decentes. La última en sumarse a mi lista ha sido Lie to Me.

No es más que una serie de entretenimiento tipo Criminal Minds o CSI donde los buenos son muy listos y los malos acaban donde tiene que acabar los malos, que, para desgracia de los derechos humanos,  en Norteamérica suele ser la silla eléctrica. Cal Lightam (Tim Roth) es un señor que se ha dedicado los últimos 20 años de su vida a estudiar el comportamiento humano y los gestos faciales de las personas, para descubrir que los mentiroso, aqui, en Cuenca o en Papua Nueva Guinea utilizan los mismos rictus para ocultar sus engaños. Así que en la serie, se dedica a colaborar con todo tipo de agencias de seguridad y diversos organismos que están interesados en desenmascarar la verdad. Me llego por el tercer capitulo y ya han descubierto a un violador y  a una adolescente tramposa con un poco de mala leche. Este jueves la estrenan en Antena 3. A ver si tiene suerte, y tratan a una serie americana como se merece.

Pero el caso es que no hablo de ella, por lo buena que sea, que tampoco es nada del otro mundo y además, si por razones artísticas fuera, aqui tendrían su post The W¡re o The West Wing antes que esta, por supuesto. No, señor, a mi lo que me impacta es su temática. Un tio que con un solo gesto sabe si le estas contando la verdad o una milonga del quince.

Señor Lightman, !le necesito en mi vida!. ¿La serie estará basada en algun tipo de hecho real?¿podría existir un grupo o una persona capaz de detectar la mentira con un nivel abultado de éxito?. Exijo mi derecho constitucional a ZP de que investigue esta vía…Lo necesito porque resulta que en la serie una de las colaboras de Roth es una innata, una persona que no ha estudiado nada de teoría pero sabe con total certeza quien es un soberano tramposo. Yo soy innata al contrario, debo tener un iman para que me cuenten las patrañás más alucinantes de la historia.

¿Cómo demonios voy a descartar alguna de las 38 series?. ¿Quien me dice que no están ahi para darme las claves de mi felicidad?.  Amigo Roth, ven a mi vida, don`t lie to me, tell me the truth!.

Adagio

Posted in Uncategorized on septiembre 15, 2009 by pintu1303

“Eres el reflejo que veo en todos los espejos, la quemadura siempre presente, el bálsamo de lo doliente”

Breves notas de la ciudad de la alegría

Posted in Uncategorized on septiembre 14, 2009 by pintu1303

Voy a mandar una recomendación al Colegio Oficial de Psicólogos (que supongo que existirá, lo mismo me lo acabo de invitar)para que lo utilicen con sus clientes, aquellos que sobre todo están pasando o han pasado algún tipo de depresión o de ansiedad. Nada de pastillas ni de terapias. Que recomienden a sus clientes ir a pasar unos días a la ciudad de la alegría, que para mi, no es otra que Amsterdam. La encantadora, tolerante y simpática Amsterdam. Cierto es que yo ya llevo tiempo estando mejor de mis rayadas mentales pero juro por Snoopy que una semana en Holanda me ha hecho más bien que todas las pastillas, psicólogos y consejos que he seguido durante el último año y pico. Fiesta, marihuana, alegría, cerveza, canales y bicicletas. Mano de Santo. ¿Por qué es maravillosa Amsterdam? Pues voy a dejar una breves notas sobre ella:

-Me he tirado el último año y pico de mi vida con ataques de llanto incontrolado y con una cara de perra amargada que me daba asco hasta a mi misma. Pues, oye, fue pisar suelo holandés y la cara se me iluminó con una sonrisa y lo que tenia cada día era un ataque de risa, o dos o tres. En serio, no era ni medio normal. Yo creo que es el olor a porro que inunda el Barrio Rojo que simplemente te hace sentirte feliz. Amsterdam tiene desde hace una semana el honor de haber sido el escenario del mejor colocón que he tenido en mi vida. Iba yo por los canales partiendome de risa y diciendome a mi misma interiormente, lo cojonudamente bien que me lo estaba pasando. Simplemente fue otro momento Charlie Lost, esos que valen la pena vivir, esos que dan sentido a tu existencia porque alcanzas la felicidad total. Y que gustito da cuando eso pasa recien llegada del abismo.

-Cuando tenia diez u once años me lei un libro de Stephen King llamado Salem`s Lot. Iba sobre vampiros…vampiros que por la noche se acercaban a tu ventana, te ponian cara maliciosa y te golpeaban suavemente con los dedos en el cristal para que embelesado les dejarás entrar. Te daba un gustito de la hostia a cambio de entregar la vida eterna. Paseando por el Barrio Rojo, aunque sea sin querer, los ojos se te van hacias las prostitutas de los escaparates. Ellas, en ropa interior, miran con cara viciosa a los clientes potenciales y golpean  suavemente con los dedos el cristal para que, embelesados, los hooligans y turistas borrachos entren en sus habitaciones en busca de un placer pagado. Debe dar un gustito tremendo a cambio de 30 euros. Yo no quiero decir nada…

-Lo de las bicicletas y los holandeses no debe ser ni medio normal. Vaya vicio, oiga. No es por nada, pero me han inspirado el que será mi primer guión para Hollywood. Imaginad la película. Año 2020, las hasta ahora pacíficas bicicletas holandesas se rebelan ante sus dueños cansadas de ir de un lado para otro y de acabar muchas veces en un canal(verdad verdadera)toman vida propia y se dedican a masacrar a los simpáticos holandeses y hacerles picadillo con sus manillares. ¿Como se resolverá esta dramática guerra? Proximamente en sus pantallas. Quiza lo dirija Tarantino o quizá, David Lynch o Steven Spielberg para hacerla más taquillera,quien sabe. Lo único que me falla es el título. ¿”Ruedas letales”, “la revolución de la bicicletas naranjas” o “Corre, corre que te pillo y te descuartizo”?. Todo esto se me ocurrió en Harleem. Además de ataques de risa, me daban ataques de decir tonterías.

-Los holandeses son encantadores, educadisimos, lentisimos para servirte y definitvamente muy rubios.  A los niños del “Pueblo de los malditos” les buscaron aqui, me juego el cuello y no le pierdo. Y si, por si fuera poco, están tremendamente buenos y buenas. Van Gaal tiene que ser adoptado.

-El dia menos pensando, me lio la manta a la cabeza, me apunto a la Escuela Oficial de Idiomas, aprendo inglés como Dios Manda, me voy a trabajar a Holanda, dejo el tabaco y me pongo a fumar marihuana habitualmente. Un porrito en un coffee shop y a expandir la mente. Y me llevare un cuaderno, porque fumada he tenido alguna idea brillante ( cuando las bicicletas revolucionarias estaba sobria, lo prometo)y me jode un montón no haberme acordado luego de ellas.

-Me encanta el estilo de vida de Amsterdam. Que no sea necesario tener coche, que puedas ir tranquilamente con las bicis, que fumes maría, veas a vampiros prostitutas, bares de gays, sex shops, condonerias, tiendas de perversión, espectáculos de sexo en vivo, setas alucinógenas, botellones en barca y gente disfrazada y que todo sea vea absolutamente normal. Tolerancia anclada entre preciosas casas, románticos canales y bulliciosos bares.

-Además, para más inri, les mola más una fiesta que a un tonto un chupachups, la cerveza está buenísima y entre como el agua, la gente te sonríe si te la quedas mirando, los crepes están para morirse y tienen trenes a todas partes cada diez minutos.

-La puta ansiedad volvió a las dos horas de estar en suelo español cuando una vendedora de billetes de Chamartín con cara de no follar nunca me respondió de malas maneras a una simple pregunta. Así que lo tengo decidido, igual que hay gente que pide asilo político por guerras o persecuciones ideológicas, racistas o sectarias, yo, señores mios, voy a pedir asilo a la embajada de Holanda por salud mental. Sus tulipanes, su Van Gogh, su plaza Dam, el Nieuwmarkt, el Prisengracht y hasta los estrechos callejones del Red Light District son necesarios para mi felicidad y mi salud mental. Alla que me voy. Ja, ja y ja (si, en holandés).

Al carajo y más alla

Posted in Uncategorized on septiembre 2, 2009 by pintu1303

Cada vez creo menos en el karma y, por lo tanto, dudo mucho que todo lo que he pasado en el último año y medio me vaya a servir de nada. Ni siquiera como escarmiento para ocasiones futuras, porque soy un poco dura de mollera y dudo bastante que haya aprendido algo. Supongo que, como mucho, podre utilizar la historia como anécdota con alguien que conozca en el futuro. Ya sabeis, un bar de noche, unos tercios y yo que me ponga a decirle: Te voy a contar la historia de como  jodi mi vida…En ciertos momentos, esos momentos en los que la cerveza está empezando a hacer efecto, el bar elegido tiene poca gente y la noche, el alcohol y los buenos amigos invitan a las confidencias contar las desgracias de una es  hasta divertido.

Lo que cada vez tengo más claro, es que para otra cosa no, pero para no tragar si me va a servir. Ya está bien de fustigarme o de tirar del carro de algo en lo sólo yo crea. Dentro de todo lo malo, soy una persona cariñosa, leal, inteligente, divertida y culta. Asi que así son las cosas. A mi me han tratado como una princesita y no pienso permitir más que me traten como un cero a la izquierda. Tengo claro lo que quiero y deseo. Es vivir. Y para mi vivir, se trata de viajar mucho, de leer mucho, de conocer un disco nuevo, de hablar de política, de tomarme unas cañas con alguien a quien quiera y reirme hasta que me duela la barriga. No voy a tolerar rutina, ni desplantes, ni aburrimiento, ni lágrimas. No pienso volver a tener una relación en la que este bien un día y cuatro mal, amargada, aburrida o sin ganas de verle. Si yo te quiero y tu me quieres, te lo voy a dar todo y de ti, espero lo mismo. Si te gusta estupendo, nos beberemos la vida a grandes sorbos, compartiremos cada pena y cada alegría y follaremos como perros lujuriosos hasta que las carnes se nos arruguen y seamos dos encantadores ancianos que hayamos disfrutado cada segundo de esta puta vida. Y si no te gusta, pues ya sabes donde está la puerta.

Y esto no quiere decir que quiera un príncipe azul o a Don Perfecto no. Quiero amar todo, incluido los defectos que me cabreen y me enerven y me hacen sentir esa cosa en el estomago que me quema cada vez que me pongo de mala hostia. No quiero un camino de rosas. Lo que yo quiero es no volver a estar en una terraza, con las lágrimas a punto de salir, sintiendome una desgraciada y contemplando la vulgaridad de una existencia gris. Busco vida. Pura vida. Y antes que morirme en esa vida, mando al carajo y más alla hasta al apuntador.

Delirios de un trastorno

Posted in Uncategorized on agosto 31, 2009 by pintu1303

El otro dia de casualidad di con un reportaje que estaban emitiendo en TVE sobre enfermedades raras como la narcolepsia, por ejemplo. Y una de esas dolencias extrañas de las que hablaron fue el Trastorno Obsesivo Compulsivo.

No aguante más de cinco minutos porque me puse de los nervios. No sufro esa dolencia, no voy ordenando por colores calcetines ni evitando las rayas de la baldosas cuando camino por las calles, pero si que tengo ciertas tendencias obsesivo-compulsivas que mejor me guardo para mi. Y demasiadas veces me enfrento a la vida de una manera compulsiva. A mi no me puede gustar nada, porque si me gusta algo no disfruto de ello de manera “normal”, lo devoro como si mañana se fuera a terminar. Si me gusta la cerveza, me bebo 5 tercios y no sé parar. Si me gusta la Coca Cola me enganchó y tengo que irme al 24 horas como si fuera una yonqui de la cafeína. De fumar mejor ni hablamos. Digan lo que digan los médicos mi problema no es que el tabaco sea adictivo, el problema es que yo soy una ansiosa adicta.

Y tu no eres más que otro síntoma de mi pseudotrastorno. Yo no te puedo querer de manera normal, yo no me puedo tomar con tranquilidad que me contestes algo un poco más brusco de lo normal o que no aparezcas o que no me digas nada bonito.  El resto de la humanidad le daría una importancia cero, que es la que tiene. Pero es que yo te quiero compulsivamente. Eres como la cafeína, la nicotina, el alcohol, las drogas, el fútbol, las series de televisión, las noches de fiesta, las buenas películas, como internet, como los libros. Eres lo mejor de todas las cosas, eres lo que más me gusta del mundo y sólo sé quererte compulsivamente.

Y asi pasa lo que pasa. No puedes dar algo como lo que yo tengo, porque lo que yo tengo es un amor totalmente insano. Esta es mi manera de pedirte perdón, de que me entiendas. Soy una enferma y tu eres mi patología. Soy una compulsiva y tu mi mayor compulsión.

Irreversible o excusas para hablar de la sensibilidad

Posted in Uncategorized on agosto 24, 2009 by pintu1303

Me comentaba esta tarde una amiga mia que ha visto este fin de semana Antichrist, la nueva película de Lars Von Trier. Este viernes lei las críticas que había recibido tras su estreno en el festival de Cannes y lo cierto es que no eran muy benevolentes con el peculiar cineasta danés. Fue recibida en la cita francesa con abucheos y risas y calificada de “violenta”. En definitiva, una película “de mal gusto” , un falso artificio para buscar la provocación y la publicidad. No lo sé, pero ya opinaré porque quiero verla, ansío verla desde que lei las críticas. Yo soy así, baste que una película genere polémica, que vaya con el cartel de provocadora o que prometa escenas irreverentes, que me muero por verla.

Voy siempre en busca de la originalidad, del morbo, de la provocación, de que se me den un puñetazo ficticio sentada en la butaca de un cine (o en la cama de mi habitación cuando tiro de Internet a falta de compañeros cinéfilos o de euros contantes y sonantes). Y la mitad de las veces salgo de la sala pensando que soy una insensible sin corazón que asiste impávida a imágenes que al espectador medio le provocan taquicardias. Como paso con La Pianista.

Este filme de Michael Haneke provocó airadas críticas por una mutilación genital de la protagonista que, al parecer, provocaba hasta desmayos en las salas. Pues, oiga, a mi me pareció una escena rodada con buen gusto lo suficientemente sutil para que un adulto no se asuste.

Otro caso famoso fue Irreversible.

Película francesa del año 2002, dirigida por Gaspar Noe, que acabo de ver esta tarde. Fue vilipendiada por una durísima escena en la que Monica Belucci es brutalmente violada. Efectivamente, no es algo agradable de ver, sobre todo por su excesiva duración (nueve minutos según Internet, una hora según mi exagerada angustia)que te dan ganas de pedirle al señor Noe a gritos: ¡Por favor, pare ya¡.

Esta escena provocó que la crítica y los espectadores se lanzarán al cuello del señor Noe acusándole de buscar el morbo gratuito. No, señor. Primero, si a usted le parece desagradable esas cosas, lea las sinopsis y críticas de las películas en los periódicos que para eso estan y no vaya a verlo. Vaya a ver UP, que está de puta madre. Y segundo, la realidad es así, dura y bestia y horrible. Si yo voy a ver una película así,sé que me van a contar cosas que no me gusten. Dramas como las violaciones que son duras, angustiosas y largas. Es la puta realidad.

No sé hasta que punto soy sensible pero considero que cerrar los ojos ante lo desagradable no significa tener más sensibilidad que los demás sino simplemente no querer verlo. En las películas eso es lo de menos. En telediarios y noticias sobre guerras, amputaciones y atentados eso es negar la realidad.

Irreversible es una película genial. Esta contada al revés. Es decir, comienza con el principio de la historia y va para atrás en el tiempo, provocando que la consecuencia sea el principio del filme y la causa el final. Brutal sobretodo los primeros planos de la película, la búsqueda frenética de los dos protagonistas en el club gay Rectum (muy gráfico el nombre) acompañados de un vertiginoso movimiento de la cámara y una angustiosa música que oprime hasta la ansiedad. A lo largo del metraje acompañas a los dos actores principales en busca de una venganza que nace tras una, en principio, inocente noche que culmina un día normal de una pareja enamorada y feliz.  Asistimos como espectadores escondidos a la irrupción del caos en una existencia cotidiana y acabamos la película conscientes de lo irrerversible que es el horror, que vive agazapado dispuesto a no perdonarnos ni un error.

Excelente película. De visionado recomendado. La famosa violación si acaso, pues que se pase con el mando a distancia. Que los árboles no impidan ver el bosque.