Archivo para noviembre, 2015

De París, de momentos, de lugares.

Posted in Uncategorized on noviembre 19, 2015 by pintu1303

A estas alturas ya se ha dicho todo sobre el trágico ataque terrorista que sufrió París la noche del 13 de noviembre. O mejor dicho, parece que se ha dicho ya todo aunque en su mayor parte haya sido ruido, ruido y ruido. Ya ha aparecido en escena la Mutawa de las redes sociales, los que te reprochan vehementemente que no te importan los muertos no occidentales. Éstos se dividen entre los de la verdadera izquierda que no dejan pasar una para que te quede claro que son mejores personas que tú y los oportunistas, esos tipos que en cuatro años no has visto jamás que les preocupará Siria y el día después de los atentados están contando en Facebook muertos de Siria, Nigeria, Kuala Lumpur, Narnia y la Tierra Media.

151115104721-01-1115-paris-attack-reaction-super-169

Ya han vendido su mierda habitual los que aprovechan cualquier cosa para colarte lo suyo. Si son ateos proclamarán con ira el exterminio de las religiones aunque la mayor parte las personas creyentes no hayan matado una mosca en su vida. Si son feministas (y mira que yo lo soy) aprovecharán que el Sena pasa por París para culpar a la violenta masculinidad. Si son de la izquierda progre, beatífica y de pañuelo palestino colgado al cuello (y yo tengo no uno, sino cinco) le echarán la culpa al malvado Occidente porque los orientales, criaturitas, son incapaces de nada si no les inoculan el veneno desde Estados Unidos y Europa. Y no es que es el Islam no importe para explicar un terrorismo que es fundamentalista ni que sea incierto que los hombres matan más ni que Occidente no haya cometido múltiples y vergonzantes crímenes respecto al Tercer Mundo, es que ellos adhieren un hecho, en este caso París, a una idea prefijada ya en su mente. Una forma falaz y errónea de tener razón.

Por supuesto, no han faltado los que ya saben cómo solucionar este problemilla del Estado Islámico. A bombas, claro. Igual tendrían problemas para situar Siria o Jordania o Yemen en un mapa pero hay que tirar cuatro bombas y a tomar por culo que a Hitler no se le derrotó con florecitas, mariquitas. Arreglan Siria en diez minutos entre caña y caña o en cinco tuits con muchos RTS y favoritos (o corazoncitos o como carajo se llamen ahora). Con la tranquilidad de que no van a ser ellos quienes van a meterse en un avispero como es ahora mismo Oriente Medio. Con la tranquilidad de saber que no van a ser ellos ni sus hijos los daños colaterales de una intervención militar. Y quizá, yo no lo sé, no tengo ni puta idea, la guerra contra ISIS, el uso de la fuerza es el único medio posible ahora mismo para acabar con esos miserables. La vida es una mierda y pesar de me que chirría el argumento Godwin soy consciente de que las florecitas no solucionan nada. No obstante, no deja de asustarme tanta avidez de bombas cuando ni siquiera se habían secado los charcos de sangre del Bataclan.

15nytnow-paris11-master675

Pero el problema no son todas estas cosas. Son opiniones, se debaten. Somos seres inteligentes y debemos aportar a nuestros semejantes y que ellos nos aporten. Conocimientos, puntos de vista, matices. Es bueno y sano. Pero no ahora. Incluido este post (ya lo siento) sobra. Sobra tu mierda, tu culpa a Occidente, tu ideología feminista, cuando los cadáveres todavía están calientes. No es momento ni lugar.Sobra, no entras en un tanatorio a gritos vendiendo tus proclamas. Pues con esto pasa lo mismo.  Ni siquiera este post, vuelvo a repetir, es apropiado. Es tiempo de callar, de mostrar respeto a las víctimas, de guardar luto, de abrazar y de querer. Ya opinaremos sobre si hay que hacer asa o así, hay todo el tiempo del mundo para eso. Ahora deberíamos optar por los crespones negros y el silencio.

Anuncios

Te prefiero como amigo.

Posted in Uncategorized on noviembre 3, 2015 by pintu1303

No puede haber negros esclavos sin amos blancos. No puede haber machismo sin que los hombre se beneficien de la discriminación de las mujeres. Aunque no sea su intención o aunque, tú, ser masculino que me lee, no tenga la culpa de nada. Es cierto que los roles de género también pesan a los hombres, que algo tendrá que ver esa insistencia en que no lloren con los índices de suicidios de tíos y que tampoco pueden comprarse camisetas rosas o apuntarse a ballet sin que les miren raro pero tienen mejores puestos laborales, viven más seguros y no soportan los niveles de presión estética o sobre su sexualidad que aguantamos nosotras. Ese “beneficio” se da al mismo tiempo que están continuamente relacionándose con nosotras. Nadie convive tan estrechamente con el colectivo discriminado como lo hacen los hombres con las mujeres. Son nuestros amigos, jefes, compañeros, amantes, hijos, maridos, novios. Un hombre puede morir sin tener que convivir estrechamente con un musulmán o un gay, pero tendrá que hacerlo sí o sí con mujeres. Yo quiero un feminismo que integre e incluya a los hombres. Pero es que quieras o no, no queda otro remedio. Y como no queda otro remedio y como creo que toda persona que no sea un mierda debe ser feminista necesitamos que hombres y mujeres sean aliados en el feminismo.

imagenes-para-hombres-enamorados-3

Sé lo irritante que puede llegar a ser considerarte feminista y exclamarlo. Tanto en la vida “real”  como en Internet. Tienes que soportar desde cuñadeces hasta directamente el insulto y el acoso. También estoy totalmente en contra de hacer de pedagoga de nadie (al menos, gratis). Hay bibliotecas públicas. Y existe Google. Yo no voy a perder el tiempo en hablarte de la Segunda Ola cuando sólo vienes a mi timeline a soltar la primera tontada que se te ocurra. No tengo ni tiempo ni paciencia. Pero no voy a tratar nunca a los hombres como enemigos, no voy a estar constantemente enfadada con ellos. Estoy totalmente dispuesta a debatir y escuchar a cualquier hombre inteligente que quiera aportar algo al feminismo. Lucharé como sea posible para que los hombres encuentren su hueco dentro del movimiento, para que nos apoyen y luchen con nosotras. Para que sean nuestros aliados.

Pero no podrán ser nuestros aliados sin su propia colaboración y apoyo. Y apoyo y colaboración no es encabezar una manifestación con un megáfono gritando “nosotras parimos, nosotras decidimos”, qué vas a parir tú, hijo mío, si tienes pene, PE NE. Tampoco es explicarle a una mujer lo que es machismo sin escuchar siquiera lo que ella tenga que decir. A lo mejor que ella tenga tetas, TE TAS, y tú, PE NE, adquiere un matiz importante a la hora de percibir el machismo. Tampoco es apoyo venir con cuñadeces cuando ella te está explicando la indefensión aprendida. De verdad, en la barra del bar Manolo se comen unos calamares de muerte pero no saben sobre violencia de género. No, las mujeres maltratadas no son tontas que aguantan ni los hombres son encarcelados masivamente por la palabra de una bruja ni machismo ni feminismo es lo mismo. Déjate de bobadas, cómete los calamares y escucha a las mujeres, o a las víctimas, por una puñetera vez en tu vida.

El apoyo y la colaboración de hombres y mujeres feministas se basa en escuchar, aprender y debatir. Desde el respeto y desde la igualdad. Se basa en querernos como amigos y luchar entre todos contra la discriminación. En dar y recibir. En enseñar y aprender. En una negociación entre iguales por el bien común. Sin una alianza común la igualdad es una quimera.