La tontería del mes: Marisa Paredes y el omnipresente cine español

Creo que voy a lanzar una campaña de recogidas de firmas para que se constituya de inmediato un premio honorífico a la tontería más grande del mes. Con nuestra inefable clase política no cabe duda que tendríamos varios nominados cada 30 días y se generaría una competencia atroz. Como premio doy la idea de regalar un pase metafórico para que la persona ganadora se calle durante al menos unos seis meses. Si ese galardón ya existiese, creo que la actriz Marisa Paredes tendría sus buenos puntos este mes de agosto tras declarar, no os lo perdais, lo siguiente:

La actriz Marisa Paredes pidió a los jóvenes que no se dejen «influenciar» por «odios recientes» que les «alejen del cine español» a la hora de valorar las películas nacionales.

En rueda de prensa, la actriz instó a los jóvenes espectadores a que tengan «su propia conciencia, razón e ideas» para opinar sobre el cine español.

Según explicó, en los últimos años se ha dado una «penalización» y una «especie de guerra» contra los cineastas que se significaron con el «No a la guerra» en su oposición a la presencia de España en el conflicto de Irak, en torno a 2003, época en la que ella estaba al frente de la Real Academia de Cine.

Y se ha quedado tan ancha la buena mujer. No, señora, no. A la gente no le gusta el cine español por muchas razones pero dificilmente será una de ellas la oposición a una guerra contra la cual nos posicionamos el 95 por ciento de los españoles, digo yo. Y señora mía, por mucho que a ustedes les guste manipular a la clase política para luego recoger beneficios en forma de subvenciones para bazofias, a la mayoría de la gente se la trae al pairo que Mel Gibson sea ultraconservador o que Sean Penn sea de izquierdas e iran a ver La Pasión de Cristo o Mistic River por la sencilla razón de que son buenas películas.

Si, hay muchas razones que explican porque la gente no va a ver cine español. Se resumen en una. Es un cine mediocre. En primer lugar por la total y alarmante falta de ideas. Aqui o hacemos españoladas avergonzantes tipo Mentiras y Gordas o nos ponemos pseudocultos y estrenamos un típico drama urbano que se convierte en un coñazo predecible y que encima intentamos vender como alta calidad. A nadie se le ocurre algo tan imaginativo como Adaptacion o Eternal Sunshine of the Spotless Mind, una historia de amor entre gays con tanta sensibilidad y buen gusto como Brokeback Mountain o dramas tan impactantes como Gomorra o La Ola.

A veces en contadas ocasiones si hay buenas ideas, pero entonces llegamos al problema de los guionistas y los directores y comprobamos que salvo excepciones (Medem, Amenábar, Isabel Coixet) no hay nadie en España capaz de dirigir una película con la maestría de Von Trier, Haneke o Ken Loach.

Por no hablar de los actores. Los poquitos que tenemos buenos se nos van (cuesta creer que el macho estúpido rascabragetas de Huevos de Oro sea el mismo Bardem de No country for old men)en busca de buenas historias y buenos guiones y los que quedan, bastante tienen con que sepan vocalizar o ser lo minimamente creibles. Lo que mas me chirría y me hace temblar es que encima nuestra cantera de actores se supone que es la televisión y de series tan profundas y prestigiosas como Fisica y Quimica, El Internado o Al Salir de Clase, es de donde van a salir los nuevos valores. Pues casi es mejor ver a Alfredo Landa persiguiendo suecas.

No, señora Paredes, no. Nada que ver la proliferación de títulos americanos, la piratería (¿conoces a alguien que se baje películas españolas? !Es una leyenda urbana!), la posición política de nuestros actores o que por Valladolid pase el Pisuerga.

El cine español es mediocre, zafio, cutre y repetitivo. Y no hay más. No gusta a nadie, ni a los palomiteros ni a los que les gusta el cine independiente. Y no gusta a nadie ni de la izquierda ni de la derecha. Cosa que, por otra parte, tiene mérito en este país. Ponernos de acuerdo en algo.

Créditos finales:

-He intentado evitar al máximo aludir a cineastas norteamericanos y/o directores y películas antiguas. Primero, para no tener que recurrir al eterno y falso(ya que el cine independiente se hace con cuatro dolares y un centavo)…”es que los americanos tienen mucho dinero….” y para que la comparación no  sea sangrante e insultante.

-En España tenemos una desgracia muy grande que, sin embargo, podría servir para hacer grandísimas películas. Hablo del terrorismo etarra. Dias contados o Yoyes son buena muestra de ello. Desgraciadamente, estrenamos  La pelota vasca y tuvo que aguantar la estrechez de mente de los de siempre

Medem, el autor de ese documental, es uno de los pocos directores que salvo pero no le perdonaré Lucía y el Sexo que además fue el principio del vicio adquirido por Paz Vega de enseñar las tetas aunque participe en una adaptación de Cenicienta.

-Si los actores españoles son malos, lo de las actrices es para hacerselo mirar. Increible las tres que ultimamente hemos “exportado” a USA. Penélope Cruz, alias  “noséquetengomástontosilaexpresiónolavoz”, Paz Vega alias “culquierexcusaesbuenaparaenseñarlastetas” y Elsa Pataky alias “estoybuenanomehacefaltamás”.

Esa bazofia llamada Mentiras y Gordas

Lo último de Ken Loach

El círculo Medem

Las declaraciones originales de la señora Paredes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: