Archivo para agosto, 2009

Delirios de un trastorno

Posted in Uncategorized on agosto 31, 2009 by pintu1303

El otro dia de casualidad di con un reportaje que estaban emitiendo en TVE sobre enfermedades raras como la narcolepsia, por ejemplo. Y una de esas dolencias extrañas de las que hablaron fue el Trastorno Obsesivo Compulsivo.

No aguante más de cinco minutos porque me puse de los nervios. No sufro esa dolencia, no voy ordenando por colores calcetines ni evitando las rayas de la baldosas cuando camino por las calles, pero si que tengo ciertas tendencias obsesivo-compulsivas que mejor me guardo para mi. Y demasiadas veces me enfrento a la vida de una manera compulsiva. A mi no me puede gustar nada, porque si me gusta algo no disfruto de ello de manera “normal”, lo devoro como si mañana se fuera a terminar. Si me gusta la cerveza, me bebo 5 tercios y no sé parar. Si me gusta la Coca Cola me enganchó y tengo que irme al 24 horas como si fuera una yonqui de la cafeína. De fumar mejor ni hablamos. Digan lo que digan los médicos mi problema no es que el tabaco sea adictivo, el problema es que yo soy una ansiosa adicta.

Y tu no eres más que otro síntoma de mi pseudotrastorno. Yo no te puedo querer de manera normal, yo no me puedo tomar con tranquilidad que me contestes algo un poco más brusco de lo normal o que no aparezcas o que no me digas nada bonito.  El resto de la humanidad le daría una importancia cero, que es la que tiene. Pero es que yo te quiero compulsivamente. Eres como la cafeína, la nicotina, el alcohol, las drogas, el fútbol, las series de televisión, las noches de fiesta, las buenas películas, como internet, como los libros. Eres lo mejor de todas las cosas, eres lo que más me gusta del mundo y sólo sé quererte compulsivamente.

Y asi pasa lo que pasa. No puedes dar algo como lo que yo tengo, porque lo que yo tengo es un amor totalmente insano. Esta es mi manera de pedirte perdón, de que me entiendas. Soy una enferma y tu eres mi patología. Soy una compulsiva y tu mi mayor compulsión.

Irreversible o excusas para hablar de la sensibilidad

Posted in Uncategorized on agosto 24, 2009 by pintu1303

Me comentaba esta tarde una amiga mia que ha visto este fin de semana Antichrist, la nueva película de Lars Von Trier. Este viernes lei las críticas que había recibido tras su estreno en el festival de Cannes y lo cierto es que no eran muy benevolentes con el peculiar cineasta danés. Fue recibida en la cita francesa con abucheos y risas y calificada de “violenta”. En definitiva, una película “de mal gusto” , un falso artificio para buscar la provocación y la publicidad. No lo sé, pero ya opinaré porque quiero verla, ansío verla desde que lei las críticas. Yo soy así, baste que una película genere polémica, que vaya con el cartel de provocadora o que prometa escenas irreverentes, que me muero por verla.

Voy siempre en busca de la originalidad, del morbo, de la provocación, de que se me den un puñetazo ficticio sentada en la butaca de un cine (o en la cama de mi habitación cuando tiro de Internet a falta de compañeros cinéfilos o de euros contantes y sonantes). Y la mitad de las veces salgo de la sala pensando que soy una insensible sin corazón que asiste impávida a imágenes que al espectador medio le provocan taquicardias. Como paso con La Pianista.

Este filme de Michael Haneke provocó airadas críticas por una mutilación genital de la protagonista que, al parecer, provocaba hasta desmayos en las salas. Pues, oiga, a mi me pareció una escena rodada con buen gusto lo suficientemente sutil para que un adulto no se asuste.

Otro caso famoso fue Irreversible.

Película francesa del año 2002, dirigida por Gaspar Noe, que acabo de ver esta tarde. Fue vilipendiada por una durísima escena en la que Monica Belucci es brutalmente violada. Efectivamente, no es algo agradable de ver, sobre todo por su excesiva duración (nueve minutos según Internet, una hora según mi exagerada angustia)que te dan ganas de pedirle al señor Noe a gritos: ¡Por favor, pare ya¡.

Esta escena provocó que la crítica y los espectadores se lanzarán al cuello del señor Noe acusándole de buscar el morbo gratuito. No, señor. Primero, si a usted le parece desagradable esas cosas, lea las sinopsis y críticas de las películas en los periódicos que para eso estan y no vaya a verlo. Vaya a ver UP, que está de puta madre. Y segundo, la realidad es así, dura y bestia y horrible. Si yo voy a ver una película así,sé que me van a contar cosas que no me gusten. Dramas como las violaciones que son duras, angustiosas y largas. Es la puta realidad.

No sé hasta que punto soy sensible pero considero que cerrar los ojos ante lo desagradable no significa tener más sensibilidad que los demás sino simplemente no querer verlo. En las películas eso es lo de menos. En telediarios y noticias sobre guerras, amputaciones y atentados eso es negar la realidad.

Irreversible es una película genial. Esta contada al revés. Es decir, comienza con el principio de la historia y va para atrás en el tiempo, provocando que la consecuencia sea el principio del filme y la causa el final. Brutal sobretodo los primeros planos de la película, la búsqueda frenética de los dos protagonistas en el club gay Rectum (muy gráfico el nombre) acompañados de un vertiginoso movimiento de la cámara y una angustiosa música que oprime hasta la ansiedad. A lo largo del metraje acompañas a los dos actores principales en busca de una venganza que nace tras una, en principio, inocente noche que culmina un día normal de una pareja enamorada y feliz.  Asistimos como espectadores escondidos a la irrupción del caos en una existencia cotidiana y acabamos la película conscientes de lo irrerversible que es el horror, que vive agazapado dispuesto a no perdonarnos ni un error.

Excelente película. De visionado recomendado. La famosa violación si acaso, pues que se pase con el mando a distancia. Que los árboles no impidan ver el bosque.

La tontería del mes: Marisa Paredes y el omnipresente cine español

Posted in Uncategorized on agosto 24, 2009 by pintu1303

Creo que voy a lanzar una campaña de recogidas de firmas para que se constituya de inmediato un premio honorífico a la tontería más grande del mes. Con nuestra inefable clase política no cabe duda que tendríamos varios nominados cada 30 días y se generaría una competencia atroz. Como premio doy la idea de regalar un pase metafórico para que la persona ganadora se calle durante al menos unos seis meses. Si ese galardón ya existiese, creo que la actriz Marisa Paredes tendría sus buenos puntos este mes de agosto tras declarar, no os lo perdais, lo siguiente:

La actriz Marisa Paredes pidió a los jóvenes que no se dejen «influenciar» por «odios recientes» que les «alejen del cine español» a la hora de valorar las películas nacionales.

En rueda de prensa, la actriz instó a los jóvenes espectadores a que tengan «su propia conciencia, razón e ideas» para opinar sobre el cine español.

Según explicó, en los últimos años se ha dado una «penalización» y una «especie de guerra» contra los cineastas que se significaron con el «No a la guerra» en su oposición a la presencia de España en el conflicto de Irak, en torno a 2003, época en la que ella estaba al frente de la Real Academia de Cine.

Y se ha quedado tan ancha la buena mujer. No, señora, no. A la gente no le gusta el cine español por muchas razones pero dificilmente será una de ellas la oposición a una guerra contra la cual nos posicionamos el 95 por ciento de los españoles, digo yo. Y señora mía, por mucho que a ustedes les guste manipular a la clase política para luego recoger beneficios en forma de subvenciones para bazofias, a la mayoría de la gente se la trae al pairo que Mel Gibson sea ultraconservador o que Sean Penn sea de izquierdas e iran a ver La Pasión de Cristo o Mistic River por la sencilla razón de que son buenas películas.

Si, hay muchas razones que explican porque la gente no va a ver cine español. Se resumen en una. Es un cine mediocre. En primer lugar por la total y alarmante falta de ideas. Aqui o hacemos españoladas avergonzantes tipo Mentiras y Gordas o nos ponemos pseudocultos y estrenamos un típico drama urbano que se convierte en un coñazo predecible y que encima intentamos vender como alta calidad. A nadie se le ocurre algo tan imaginativo como Adaptacion o Eternal Sunshine of the Spotless Mind, una historia de amor entre gays con tanta sensibilidad y buen gusto como Brokeback Mountain o dramas tan impactantes como Gomorra o La Ola.

A veces en contadas ocasiones si hay buenas ideas, pero entonces llegamos al problema de los guionistas y los directores y comprobamos que salvo excepciones (Medem, Amenábar, Isabel Coixet) no hay nadie en España capaz de dirigir una película con la maestría de Von Trier, Haneke o Ken Loach.

Por no hablar de los actores. Los poquitos que tenemos buenos se nos van (cuesta creer que el macho estúpido rascabragetas de Huevos de Oro sea el mismo Bardem de No country for old men)en busca de buenas historias y buenos guiones y los que quedan, bastante tienen con que sepan vocalizar o ser lo minimamente creibles. Lo que mas me chirría y me hace temblar es que encima nuestra cantera de actores se supone que es la televisión y de series tan profundas y prestigiosas como Fisica y Quimica, El Internado o Al Salir de Clase, es de donde van a salir los nuevos valores. Pues casi es mejor ver a Alfredo Landa persiguiendo suecas.

No, señora Paredes, no. Nada que ver la proliferación de títulos americanos, la piratería (¿conoces a alguien que se baje películas españolas? !Es una leyenda urbana!), la posición política de nuestros actores o que por Valladolid pase el Pisuerga.

El cine español es mediocre, zafio, cutre y repetitivo. Y no hay más. No gusta a nadie, ni a los palomiteros ni a los que les gusta el cine independiente. Y no gusta a nadie ni de la izquierda ni de la derecha. Cosa que, por otra parte, tiene mérito en este país. Ponernos de acuerdo en algo.

Créditos finales:

-He intentado evitar al máximo aludir a cineastas norteamericanos y/o directores y películas antiguas. Primero, para no tener que recurrir al eterno y falso(ya que el cine independiente se hace con cuatro dolares y un centavo)…”es que los americanos tienen mucho dinero….” y para que la comparación no  sea sangrante e insultante.

-En España tenemos una desgracia muy grande que, sin embargo, podría servir para hacer grandísimas películas. Hablo del terrorismo etarra. Dias contados o Yoyes son buena muestra de ello. Desgraciadamente, estrenamos  La pelota vasca y tuvo que aguantar la estrechez de mente de los de siempre

Medem, el autor de ese documental, es uno de los pocos directores que salvo pero no le perdonaré Lucía y el Sexo que además fue el principio del vicio adquirido por Paz Vega de enseñar las tetas aunque participe en una adaptación de Cenicienta.

-Si los actores españoles son malos, lo de las actrices es para hacerselo mirar. Increible las tres que ultimamente hemos “exportado” a USA. Penélope Cruz, alias  “noséquetengomástontosilaexpresiónolavoz”, Paz Vega alias “culquierexcusaesbuenaparaenseñarlastetas” y Elsa Pataky alias “estoybuenanomehacefaltamás”.

Esa bazofia llamada Mentiras y Gordas

Lo último de Ken Loach

El círculo Medem

Las declaraciones originales de la señora Paredes

Extractos del pasado (I)

Posted in Uncategorized on agosto 10, 2009 by pintu1303

Escrito en algún momento entre el verano del 2007 y la primavera de 2008

Nadie entendió que te conocía antes de verte, que estuve esperando durante meses, que no sabía el color de tu pelo ni tu estatura, pero si sabía con terca determinación que iba a amarte locamente hasta el último día de mi vida. Que me daría igual quien fueras, de donde vinieras o qué habías hecho hasta ese momento. Que nuestra existencia tendría sentido desde el primer momento en que nuestras miradas se reflejaran la una con la otra.

Nunca perdimos el tiempo en fatuas promesas, en cursis declaraciones de amor, en juramentos de papel mojado que no se cumplirían. Igual que te conocía antes de verte, igual que supe que serías mío antes de sentir tus labios, también supe que lo nuestro tenía fecha de caducidad, que el final sería irreversible, que mis lágrimas derramadas iban a ser inútiles y que los amores imposibles eran maravillosos en mis novelas y ciertamente crueles en la vida real.

Nos dedicábamos a engañar el tiempo, a retrasar el innegociable final. Yo te leía poemas, tu dibujabas mi cuerpo, yo cantaba “Knockin’ on Heaven’s Door”,  tu rasgabas mis caderas para librarlas del pantalón, yo gemía y tu susurrabas, yo arqueaba mi espalda y tu me arañabas. Llamábamos a las puertas del cielo y éstas se nos abrían, fundiéndonos en un solo ser. Nadie entendió que simplemente queriamos vivir.