Lucha de gigantes

Tengo poco más de 20 años. No tengo dinero, sólo tenemos una botella de whisky, un piso vacio y unas horas para compartir entre tú y yo. En la alfombra, te miro y sonrío, y hacemos de ese salón, de ese refugio resguardado del frio un paraiso en la tierra. Solo te tengo a ti y este amor que está naciendo. No necesito más para ser feliz, este suelo inhóspito y sus frías paredes me parecen imperturbables y siento que he llegado al lugar donde siempre quise estar. Repartiendo tus besos en cada centímetro de mi anatomía, quisiera que el tiempo se parara. Qué frágiles somos. Y a la vez, cuanto poder emana en dos cuerpos enlazados que se aman sin medida.

Y de fondo. Una lucha de gigantes. Descansa en paz Antonio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: