Vidas

¿cuantas vidas vivimos? ¿cuantas veces morimos?

21 Gramos

Hay películas que te hacen llorar, películas que te hacen pensar, películas que jamás vas a olvidar. Hay obras maestras y peliculitas sencillas que, sin embargo, son capaces de llegarte al corazón. Y también hay películas que se quedan en el alma. Hace años vi una de éstas, se llama 21 GRAMOS, está dirigida por Alejandro González Iñárritu (Amores Perros, Babel). No voy a contar de qué va que para eso hay cien mil páginas en Internet. Sólo puedo decir que tras salir del cine me quede muda durante cosa de dos horas pensando y pensando. Y pensando en el final de la película (OJO! ATENCIÓN! ALARMA! SPOILER!)…

¿Cuántas vidas vívimos? ¿Cuántas veces morimos? Dicen que todos perdemos 21 gramos en el momento exacto de la muerte, todos. ¿Cuánto cabe en 21 gramos? ¿Cuánto se pierde? ¿Cuándo perdemos 21 gramos? ¿Cuándo se va con ellos? ¿Cuándo se gana? ¿Cuándo… se gana? 21 gramos el peso de 5 monedas de 5 centavos, el peso de un colibrí, de una chocolatina. ¿Cuánto pesan 21 gramos?

Tampoco es que la frase revele nada de la peli, pero simplemente hay que escucharla. Y salir del cine(o de tu casa)y estar tomando una Coca Cola y que te de vueltas en la cabeza esa frase de ¿cuántas vidas vivimos? ¿cuántas veces morimos?.

Se clava en el alma, porque no vives un vida, vives cientos. Porque mueres y renaces en muchas ocasiones. Porque vives una vida cuando eres pequeño y tienes manchas en las comisuras de los labios de nocilla o de chupachups y el mundo es un lugar maravilloso con Reyes Magos, columpios y golosinas.  Y mueres cuando la cruda realidad llama a tu puerta por vez primera, toc, toc, y la desgracia te asegura con una sonrisa que esta vida es muy perra. Y los columpios y las golosinas, de repente, se convierten en un pasillo de un colegio donde tus compañeros están llorando y sin saber cómo ni porqué te encuentras ante un ataud blanco y un señor vestido con faldas diciendote que alguien que había estado jugando contigo al fútbol hace dos días está ahora en un lugar mejor tocando el arpa con angelotes rubios.

Vives la vida de los primeros besos, vives como tu cuerpo va cambiando y se forman curvas y los chicos dejan ya de ser compañeros para jugar al escondite y se convierten en los propietarios de los nombres que garabatearas en tu carpeta. Vives la vida el día que te haces adulta y te vas a ganarte el pan y coleccionas facturas, preocupaciones y nóminas donde hace tan sólo dos dias coleccionabas  fotos de Take That.

A veces incluso vives vidas que duran tan solo 24 horas. Y estás alli tirada, consciente de la mortalidad de ese instante, de que has llegado, de que quizás nunca jamás seas capaz de sentirte tan feliz. Sabes que con esas 24 horas podrían hacer una película, sabes que con esas 24 horas resistirás el resto de tus días.  Y mueres, a veces de improviso, a veces de forma lenta y torturadora, cuando te subes al bus o cuando bajo la lluvia tienes la última conversación. Y con él se van los besos en el cuello, y hojear el periódico juntos, y parte de tu alma se escapa para simplemente dejarte una lágrima que corre por tus mejillas.

Una lágrima que un día desaparece cuando vuelves a nacer. Cuando la noche termina y comienza un nuevo amanecer, porque no hay oscuridad eterna y queda un largo camino que recorrer . Y sin embargo, cada día un rato mueres, y te quedas ausente pensando en los momentos que nunca tendrás, pensando en como sería si el destino hubiera manejado las cartas de manera diferente. Lloras y mueres, para luego alzar la cabeza y continuar paso a paso, olvidando esas otras existencias que se quedaron en el limbo de las historias que nunca se contarán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: