El invitado imaginario

Hoy he vuelto a la playa donde te imagine por vez primera a preguntarle al agua si tus labios saben igual que cuando yo les trazaba en la arena. Hoy en la tierra donde soñe contigo por vez primera he preguntado si tus ojos contienen las respuestas que aquella tarde de invierno buscaba. Hoy, sintiendo la cortante frialdad de la brisa, he llorado por última vez para borrar la sonrisa que nacio de mi mente el día que empezó este laberinto.

Y las hojas, y la naturaleza muerta, y las cenizas de este fuego, las palabras no dichas que jamás verán la luz me hablan de un invitado imaginario. Secando mis párpados, tragándome el último rescoldo de esta pena, vuelvo a ser la niña mágica de antes soñando con el nácar de una nueva piel, imaginando un nuevo destino, renaciendo cual ave fenix para asomarme a una nueva vida, donde lo mejor está por llegar.

Anuncios

Una respuesta to “El invitado imaginario”

  1. Ahora sí. Precioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: